Entry: En defensa del espacio público Wednesday, March 26, 2008




En defensa del espacio público
ARTURO BUENDÍA
El espacio simbólico de la cultura está sufriendo un proceso de privatización que trata de relegarnos al papel de consumidores pasivos. El movimiento por el procomún reclama nuestro derecho a habitar este espacio público.

La plaza es un espacio singular de la ciudad, pero en las grandes urbes la plaza está siendo apropiada por los poderes públicos, que se arrogan derechos que no les corresponden, o por el sector privado, que lo convierte en un espacio productivo. En el ámbito de la cultura sufrimos el mismo proceso. Estamos siendo expulsados del tejido de la cultura, recluidos en el espacio destinado a los consumidores pasivos.

Sant Jaume, la plaza de Catalunya o la de Les Angels, etc. son plazas singulares de Barcelona. No es raro ver en Sant Jaume, donde el Palau de la Generalitat y el ajuntament tienen sus sedes, manifestaciones a diario de prostitutas que protestan contra la ordenanza cívica o ciclistas desnudos que reclaman más carriles. Un poco más allá, en la plaza de la catedral, los fines de semana se reúnen grandes círculos de gentes bailando sardana. Y la plaza de Les Angels es un enorme espacio diáfano frente al Museo de Arte Moderno de Barcelona que los patinadores han convertido en uno de sus escenarios preferidos.

La plaza es el lugar para la espontaneidad, la sorpresa, el encuentro casual, la conversación, el debate y el conflicto. Para encarar a quienes son distintos de nosotros y a quienes son iguales, para encontrar el contraste y la similitud. El espacio para el ejercicio de la creatividad compartida ante los otros, ya sea bailando, patinando o... por qué no, protestando desnudos. (leer más...)

Fuente:[Unilco. espacio nómada]

   0 comments

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments