ecología de la comunicación


My Photo Name:eraser

también chapurreo blogocosas en :

imusica

decorar.org

top libros

e-academia

radiotwitter blog. la gomba

e-learning. conocimiento en red y web colectiva

era-ser, haikus

escalesitas

e-learning, web colectiva, ecología comunicación y haikus (resumen total)

flamenco (estamos inactivos cambiando de servidor, y de todo)

suscríbete con feedburner

Add to Google




Leo habitualmente
<< March 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed




Ver estadísticas

Directory of Academic Blogs
StumbleUpon Toolbar Stumble It!

Friday, March 11, 2005
[art]La gestión del entusiasmo

o Autores, editores, agentes, lectores y licencias
CC José Antonio Millán

ard03n.jpg (35165 bytes)


¿Dónde viven mis libros de relatos? ¿En las servilletas de los bares donde empiezo a escribirlos? ¿En el cuaderno de espiral en que hago los borradores? ¿En el archivo de procesador de textos donde los paso a limpio? ¿En las páginas web donde muchas veces los edito? ¿En los bellos libros que imprime mi editor de Sirmio (ahora El Acantilado)? ¿En las fotocopias que usan los alumnos de literatura española que los estudian? Mi último libro, Nueve veranos, es una sucesión de 150.000 caracteres: si se ponen en fila, en un cuerpo de letra que facilite la lectura, eso supone una línea de un cuarto de kilómetro de longitud. Por manejabilidad, desde hace casi dos milenios estas cosas se difunden como páginas agrupadas en un lomo: pongamos, un centenar de páginas... Pero lo importante, para mí, es que esos 250 metros de letras penetren en la mente de un lector, de cuantos más lectores sea posible. Porque para eso los he escrito. (¿Que por qué deseo penetrar en la mente de unos lectores? ¡Ah!: ése es un tema hondísimo, y me permitirán que de momento lo soslaye...). El caso es que quiero optimizar el contacto con esos lectores, en cantidad y en calidad. Y también quiero —¿por qué no?— ganar dinero con ese contacto: he trabajado mucho en ese libro, y el dinero es la forma estándar de reconocimiento, y en grandes cantidades me permitiría hacer más libros para entrar en la mente de más lectores, etc. También quiero que el editor gane dinero conmigo: los buenos editores me han ayudado a dar su forma final al libro, han hecho objetos materiales muy buenos, y tienen que pelearse con los distribuidores para que mis libros tengan sus tres semanas de exposición en las librerías... Merecen su parte. Quiero asimismo que mis agentes, que van a lejanas ferias del libro cargadas de pesadas maquetas y deben negociar en inglés con coreanos, obtengan algo a cambio. (leer más...)
Fuente: [jamillan.com]

Posted at 10:55 pm by era-ser

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry